Número 6 Reportajes y Entrevistas Volumen 3

Panthera y la Iniciativa del Corredor del Jaguar: el reto de conservar grandes felinos en un paisaje cambiante

Acceso Libre

Bárbara I. Escobar-Anleu

Coordinadora del Programa de la Iniciativa del Corredor del Jaguar en Guatemala. Panthera. New York, NY 10018, United States of America. bescobar@panthera.org

     Panthera fue fundada en 2006 y es la única organización internacional que se dedica exclusivamente a la conservación de felinos silvestres y los ecosistemas que habitan. La organización trabaja en Asia, África y América, desarrollando estrategias para conservar algunas de las especies de felinos silvestres más grandes y emblemáticas alrededor del mundo, tales como los tigres, leopardos de las nieves, leones, chitas, leopardos, jaguares y pumas. Uno de los programas de la organización es el de la Iniciativa del Corredor del Jaguar, el cual busca proteger a los jaguares a lo largo de su distribución (desde México hasta Argentina). Para alcanzar este ambicioso reto se trabaja en conjunto tanto con actores locales e internacionales, como organizaciones no gubernamentales, entidades de gobierno, científicos y comunidades para lograr conectar y proteger sitios con poblaciones de jaguares dentro de paisajes dominados por el ser humano, manteniendo así el denominado Corredor del Jaguar.

     Guatemala es una pieza clave dentro del Corredor del Jaguar, ya que estudios genéticos han revelado que, debido a la destrucción de hábitat y otras actividades humanas, existe una conectividad limitada para los jaguares entre Honduras, Guatemala y Belice. La iniciativa del Corredor del Jaguar es aún más importante si se considera la cualidad que tiene la especie como “especie sombrilla”. Una especie sombrilla, también denominada “especie paraguas”, suele tener necesidades de grandes extensiones de hábitat natural y conectividad para subsistir de forma natural, por lo que con su protección también confiere protección a muchas otras especies con las que comparte su hábitat. Ahora bien, siendo Panthera una institución reconocida mundialmente y Guatemala una zona crítica para la conservación de los jaguares ¿qué tanto sabemos del trabajo de la institución en el país?

El inicio de Panthera en Guatemala

     Panthera inició labores en el país en el año 2012 a través del financiamiento de la tesis de maestría de la bióloga Ana Patricia Calderón, la primera y anterior coordinadora de Panthera en el país. El trabajo, titulado “Assesment of movement corridors for jaguars in eastern Guatemala” (Evaluación de corredores de movimiento para jaguares en oriente de Guatemala), fue una investigación a través de la cual se delimitó un corredor semicontinuo para jaguar, conectando los extremos de los corredores validados en el sur de Belice y occidente de Honduras, pero con poca superposición al corredor inicialmente propuesto para la región.

     En los años siguientes Panthera ha trabajado en colaboración con organizaciones locales como la Fundación para el Ecodesarrollo y Conservación (FUNDAECO) y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP). Las áreas de trabajo prioritarias han sido hasta la fecha cuatro áreas protegidas (Reserva Hídrica y Forestal Sierra Caral, el Refugio de Vida Silvestre Punta de Manabique, la Reserva Protectora de Manantiales Cerro San Gil y el Área de Uso Múltiple Río Sarstún) de Izabal ya que, junto con Petén, estos departamentos poseen las poblaciones de jaguares más importantes del país y, a diferencia de Petén, en Izabal se tiene poca información de la especie (Figura 1).

Figura 1: Áreas de trabajo (áreas resaltadas en gris obscuro) de Panthera en Guatemala.

     Aunque hasta la fecha, los proyectos de investigación han estado enfocados a jaguares (Panthera onca), es importante mencionar que en Guatemala existen otras cuatro especies de félidos silvestres: el margay o tigrillo (Leopardus wiedii), el jaguarundi (Herpailurus yagouaroundi), el ocelote (Leopardus pardalis) y el puma (Puma concolor), que también son de interés para la organización. En Guatemala, las cinco especies de felinos silvestres están incluidas en el Listado de Especies Amenazadas del CONAP. Panthera ha trabajado en cuatro temas principales en el país: (1) la validación del corredor del jaguar, (2) asesoría en resolución de conflictos humano-jaguar, (3) actividades de extensión y (4) actividades de conservación.

Validación del corredor del jaguar

     La validación consiste determinar los sitios que pueden ser utilizados por los jaguares y corroborar con estudios en campo si coinciden con los corredores propuestos anteriormente y así reconocer dónde enfocar esfuerzos de conservación. Esto se realizó entre los años 2012 y 2014, utilizando cámaras trampa y realizando entrevistas en distintos sitios en Izabal para recabar información sobre la presencia de jaguares y sus presas. Las cámaras trampa son un método de muestreo que utiliza cámaras de activación automática, que se colocan en el bosque y se activan al detectar el movimiento o el calor de algún animal que pasa frente a ella, tomando así fotografías o videos de este. Con estas cámaras ha podido corroborarse la presencia de jaguares en Río Sarstún, Punta de Manabique y Cerro San Gil (Figura 2), así como la presencia de muchas otras especies de animales, como aves (búhos, garzas) y mamíferos (tepezcuintles, tapires, osos hormigueros) en distintos sitios de Izabal. Con la validación de corredores y un mayor conocimiento de la presencia de distintas especies se pueden orientar mejor las acciones de conservación, basadas en estos hallazgos.


Figura 2: Especies captadas por cámaras trampa durante proyectos de investigación de Panthera-Guatemala en Izabal. (A) Tapir (Tapirus bairdii), (B) Jaguarundi (Herpailurus yagouaroundi), (C y D) Jaguar (Panthera onca), (E) Tigrillo o margay (Leopardus wiedii), (F) Ocelote (Leopardus pardalis), (G) Puma (Puma concolor), (H) Tepezcuintle (Cuniculus paca). Fotos: Panthera Guatemala.

Asesoría en la resolución de conflictos humano-jaguar

     En relación con tema de conflictos humano-jaguar, se han realizado visitas de campo para corroborar las causas de muerte de ganado. Gracias a estas visitas ha podido recabarse evidencia y corroborarse que, a pesar de la percepción de las personas, los ataques no siempre son provocados por jaguares, pero se les atribuyen equívocamente. En estos casos se han facilitado Guías de convivencia entre gente y jaguares. Las Guías de convivencia entre gente y jaguares son documentos que brindan información general así como algunas recomendaciones para abordar situaciones de conflicto entre personas y jaguares.

Actividades de extensión

     Las actividades de extensión se han enfocado en dar a conocer el trabajo que realiza la organización, así como la importancia de conservar a los felinos silvestres del país y a su hábitat. Estas actividades se han realizado en la Ciudad de Guatemala y también en algunas localidades del interior como Santiago Sacatepéquez, Antigua Guatemala y Morales, Izabal (Figura 3). Con las actividades de extensión que realiza Panthera se promueve el trabajo que realiza la organización y se ha logrado involucrar a personas en distintas partes del país.

Figura 3: Actividades de extensión realizadas en el interior del país: (A) barrilete exhibido con el apoyo de la Municipalidad de Santiago Sacatepéquez durante el Mes del Jaguar, noviembre 2018 (Foto: Panthera); (B) participación en Primer Festival de la Niña y la Mujer en Ciencia y Tecnología, Antigua Guatemala (Foto: Indira Barreno); y (C) actividad educativa en escuela de comunidad San José Bonanza, Morales, Izaba. (Foto: Ana Cristina Alvarado).

Actividades de conservación

     Las actividades de conservación que realiza Panthera se han enfocado en el desarrollo de investigación científica que permita orientar acciones de conservación del jaguar y otras especies de manera informada y efectiva. Se ha trabajado en la creación colaborativa de bases de datos para recolectar y sistematizar la información que se obtiene de los patrullajes que realizan los guarda recursos dentro de áreas protegidas, con el fin de identificar las amenazas existentes en el hábitat del jaguar. Estas bases de datos se han trabajado en conjunto con instituciones como el CONAP y FUNDAECO. Actualmente, Pathera-Guatemala está ejecutando con Panthera-Honduras, y gracias al financiamiento del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de los EE.UU. (USFWS por sus siglas en inglés), el proyecto “Asegurando el hábitat en un enlace binacional crítico para la conectividad del jaguar” en Sierra del Merendón (Figura 4). Esta sierra se extiende a lo largo de la zona fronteriza entre Guatemala y Honduras, incluyendo áreas protegidas como la Reserva Hídrica y Forestal Sierra Caral en Guatemala y el Parque Nacional Cusuco en Honduras. Esta es una zona crítica para las poblaciones de jaguares, ya que estudios han evidenciado que la fragmentación y perturbación limitan la conectividad de los ecosistemas naturales entre Honduras, Belice y Guatemala. El proyecto Sierra del Merendón tiene como objetivo principal mantener el hábitat para los jaguares y sus presas en esta zona transfronteriza y concentra sus esfuerzos en la reducción de cacería ilegal. En dichas áreas protegidas investigadores de Panthera estudian los patrones espacio-temporales de la cacería ilegal utilizando grabadoras como parte de un sistema de monitoreo acústico pasivo, con apoyo de la Universidad de Cornell, y recolectando información de amenazas al hábitat a través de patrullajes de campo con apoyo de miembros de comunidades locales.

Figura 4: Participantes en reunión binacional realizada en septiembre del 2018, en Honduras. Foto: Panthera.

     Con la información obtenida, las instituciones que manejan y administran las áreas protegidas desarrollarán e implementarán protocolos de monitoreo adaptativo más eficientes, dando prioridad a la mitigación de amenazas en las áreas más vulnerables. El grupo de trabajo creado a partir del proyecto binacional en Sierra del Merendón está conformado por instituciones como FUNDAECO, CONAP, Instituto de Conservación Forestal (ICF) y Operation Wallacea Trust. La finalidad de este grupo es proponer y coordinar actividades de conservación del jaguar en la zona transfronteriza Guatemala-Honduras.

     Panthera lleva varios años trabajando en Guatemala y se ha enfocado principalmente en investigación en las cuatro áreas mencionadas en Izabal. Sin embargo, con los años se presentan oportunidades de trabajar en nuevas áreas, así como el desarrollo de nuevas actividades de extensión e investigación. Panthera reconoce la imperativa necesidad de continuar el trabajando por la conservación de los felinos silvestres del país y de su hábitat, ya que con esto también contribuimos a mantener los beneficios que estos proveen a la sociedad guatemalteca.

Etiquetas

defensores de la naturaleza

rain forest alliance

ICC

Universidad del valle de Guatemala

Suscríbete a nuestra revista